Saltar al contenido
Herramientas de Jardineria

Creación y Mantenimiento del césped

El Césped

cespedNo hay dos céspedes iguales. Las ideas que se hacen los propietarios de un jardín difieren a veces considerablemente.La gama de sus deseos va desde el fino césped inglés muy recortado hasta los céspedes de gran resistencia para la práctica de juegos y deportes.

Antes de tomar una decisión, déjese aconsejar en una tienda especializada tras haber informado exactamente sobre las siguientes circunstancias:

  1. ¿Qué utilización se va a dar al césped?

  1. ¿Cuál es la situación de la superficie con césped (soleada o sombreada)?

  1. ¿Cómo es el suelo (de arenoso a seco, de limoso a húmedo)?

Importante: es preferible recurrir a una mezcla cara de simientes de calidad; siempre resultará rentable. Cuanto más resistente sea al uso y las pisadas, más anchas y toscas serán las gramíneas que lo compongan.

Como plantar césped

El césped debe tener ante sí una larga vida; por tanto, merece la pena preparar el suelo con especial esmero.

Al crear un césped nuevo, es importante eliminar las zonas compactas del subsuelo y retirar también, si es posible, los restos de escombros. En superficies grandes, se aconseja encargar a una empresa de jardinería o paisajismo la realización simultánea y a fondo de un mullido y una mejora del suelo y la aportación de tierra vegetal, si es necesario.

La capa superficial (tierra vegetal) deberá tener por lo menos 15 cm de espesor (profundidad que alcanzan las raíces de las gramíneas). Dicha capa ha de estar totalmente aplanada para que no se produzcan encharcamientos en ningún punto, pero el conjunto de la superficie ha de hallarse, a ser posible, ligeramente en pendiente.

Las mejores épocas para la siembra son el final de la primavera, cuando el suelo ya se ha secado y calentado un poco, o el comienzo del otoño (la temperatura de germinación de las gramíneas es de unos 8°C). Es importante que las semillas germinen de manera uniforme; eso significa que deberemos regarlas hasta que hayan brotado.

Sembrado de césped

Mantenimiento del césped

Corte

La hierba sembrada se segará por primera vez cuando sobrepase los 5 cm.

Sistemas de cortacéspedes

Primer corte: Todos los tipos de segadora valen para realizar esta labor, el único requisito es que no sean pesadas. Importante: las cuchillas han de estar recién afiladas. La altura de corte se situaen 3 cm, por lo menos. La finalidad del primer corte consiste tan sólo en estimular el crecimiento de las raíces. Cuanto antes se cierre la superficie del césped, menos posibilidades habde que se asienten hierbas silvestres. A continuación, rastrillar con cuidado la hierba cortada sin arrancar ninguna plantita. En las fases iniciales se ha de volver a pasar el rodillo o pisar con firmeza la superficie del suelo.

Riego.

Las 10 reglas de oro para el riego:

Estas reglas nos sirven igual para el césped que para el resto de plantas de nuestro jardín o huerto.

  1. Riegue por la mañana temprano o al final de la tarde, en ningún caso a pleno sol y con el calor del mediodía.
  2. Como norma general, es mejor regar una vez a fondo que varias veces en pequeñas cantidades.
  3. Las superficies muy resecas se han de regar, en cambio, lentamente y a intervalos cortos. Son especialmente indicados los aspersores y las mangueras de aspersión.
  4. AspersoresLas plantas no soportan bien el agua fría tomada directamente del grifo. El aspersor o la manguera de aspersión hacen que el agua se arremoline en el aire y se caliente con facilidad antes de llegar a las plantas. Es ideal la del cubo de recogida de agua de lluvia.
  5. Si se utiliza una regadera o una manguera, se ha de regar lo más cerca posible del suelo, y no sobre las hojas. El chorro no debe ser muy fuerte para que no arrastre la tierra.
  6. Las plantas recién colocadas no se han de regar con un chorro fuerte; es mejor regar varias veces a su alrededor.
  7. Las planta nuevas no se han de mantener muy húmedas (por el riesgo de pudrición), pues antes deben formarse raíces que puedan absorber el agua.
  8. Levantar siempre un alcorque de 5 cm de altura, por lo menos, en torno a las leñosas recién plantadas para que el agua no escurra con demasiada rapidez. Alternativa: colocar la manguera directamente en la zona de las raíces y dejar que el agua cale lentamente durante un tiempo.
  9. Mullir el suelo desps del riego, cuando la tierra ha vuelto a secarse; esta labor ahorra de uno a dos riegos.
  10. Volver a regar a fondo las plantas perennes al final del otoño se ha de hacer, en cualquier caso, en días invernales con temperaturas que no bajen de O °C, cuando los suelos no están helados, y luego, de nuevo, al comienzo de la primavera.

Abonado

La frecuencia del abonado depende de la regularidad con que seguemos y reguemos el césped. Si se recorta una vez por semana, serán necesarios dos abonados al o,por lo menos:

  1. Al final de la primavera, después de haber pasado el escarificador.

  1. En verano (pero no en condiciones de gran sequedad). Los abonos de larga duración han demostrado ser muy útiles. Contienen nitrógeno mineral en distintas formas: unas son asimiladas enseguida por las plantas, y otras se absorben progresivamente. Ventaja: no es necesario volver a abonar.

Importante: abonar siempre con regularidad, a poder ser con una abonadora (las bandas de abonado no deben solaparse como al segar).

Siega

La cuestión relativa a la frecuencia de la siega, la altura del corte y el destino de la hierba segada depende del tipo de césped. En superficies pisadas se ha comprobado la conveniencia de un corte semanal. La altura de corte oscila entre 3 y 4 cm. Es preferible recoger la hierba con ayuda de un cubo apropiado (utilizar el material para la preparación de compost o como acolchado). La siega frecuente favorece el espesamiento de la superficie del césped y, por tanto, su capacidad de resistencia.

Importante: en periodos de calor no se debe segar la hierba demasiado corta para evitar que se queme.

Escarificación

La escarificación sirve para mantener el césped sano. Hay que escarificar de mayo a septiembre, preferiblemente antes de un corte. Las incisiones verticales producidas en la superficie del césped por las cuchillas del escarificador seccionan y extraen el fieltro, con lo que se permite el paso del aire al suelo y las raíces, se favorece la eliminación de agua y se evitan las infecciones por hongos.

Aireacion

Existen diversos aparatos especiales para airear el césped. Todos funcionan según el mismo principio y actúan igual que las lombrices. En el suelo se forman cavidades que garantizan la penetración del aire y una mejor eliminación del agua.

Herramientas para el cuidado del césped

Te adjuntamos una selección de herramientas que creemos te pueden resultar útiles para el sembrado y cuidado de tu césped.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies