Saltar al contenido
Herramientas de Jardineria

Diseño del Jardín

La planificación del jardín paso a paso:

 

1.- Planificación

Si el jardín se diseña a la vez que la casa, será preferible plasmar los espacios interiores y exteriores como una unidad. Dejate aconsejar por un arquitecto paisajista.

En esta fase es importante:

  • Distribuir el terreno en superficies útiles diversas.
  • Determinar los caminos, bancos, terraza, pérgola, espacio alpino, caja de arena y huerto.
  • Dejar también claro el tipo de cercado (valla, seto, muro)
  • Así como todas las conexiones: tendidos de luz y conducciones de agua.

Importante: al establecer todos estos detalles, se ha de tener absolutamente en cuenta la orientación, las sombras proyectadas por el sol de verano e invierno y los árboles existentes, pues también proyectan sombra los que se hallan fuera del terreno. Integra además en el diseño el entorno de la casa y el jardín y déjate aconsejar sobre el material, cuestiones técnicas y plantación.

Infórmate con tiempo y a fondo sobre todas las normas relativas a construcción y plantación.

La base del proyecto ha de ser un plano de situación de la parcela a escala 1: 100 o 1 :50. Para la planificación se han de poder reconocer los accesos, ventanas y escaleras exteriores. Copie el plano de planta en papel transparente para poder realizar diferentes proyectos.

2.- Planta General

Es aconsejable encomendar la instalación nueva de un jardín a una empresa de arquitectura paisajística. Los profesionales saben cómo trasladar un proyecto a las dimensiones de un terreno y disponer correctamente los elementos espaciales, las alturas y los desniveles.

Ésta es la fase de los trabajos de excavación y albañilería. Se comenzará retirando y almacenando cuidadosamente la capa superficial del suelo; la mejor forma de hacerla consiste en recogerla en un montón de 2 a 3 m de anchura en la base y una altura máxima de 1,5 m, pues de lo contrario se puede dañar la vida existente en dicho suelo.

El montón puede ser de una longitud indeterminada, pero deberemos cubrirlo para que no se seque ni se lo lleve el agua. Si el periodo de almacenamiento va a ser largo, se recomienda sembrarlo con plantas de abono verde o capuchinas.

En esta fase se instalarán también los caminos, bancos, muros y cercas.

Los caminos, sin embargo, no se han de rematar por si más adelante haya necesidad de trabajar con alguna máquina; en ese caso se realizarán únicamente las labores de infraestructura. Las cercas se han de colocar cuando hayan concluido los trabajos fundamentales.

Es la fase de planificación del terreno. A continuación se excavarán el estanque, los caminos, las cajas de arena, los hoyos para los árboles, etc. El material excavado, junto con el extraído en el lugar de la vivienda, se empleará para modelar espacios (por ejemplo, para construir un muro de protección visual o un jardín de rocalla). En este momento se levantarán también todos los elementos constructivos. como pérgolas, terrazas o pabellones.

3.- Preparación del suelo.

Los trabajos de construcción suelen compactar el suelo. Para que las plantas pueden prosperar más tarde, habrá que mullir a fondo el subsuelo. No basta con tender la capa superficial almacenada, pues al cabo de unos pocos años se manifestarán los síntomas de la compactación del suelo: las plantas presentan un desarrollo raquítico, el agua se mantiene mucho tiempo en el césped y se forma musgo. Cuando no se disponga de una capa superficial suficiente se puede comprar mantillo adicional.

Para zonas de césped, superponer una capa de mantillo de unos 20 cm de altura.

En las superficies plantadas, repartir una capa de mantillo superficial de entre 30 y 40 cm de altura.

Cavar para los árboles grandes hoyos de 80 a 100 cm de profundidad y rellenarlos con mantillo.

Comenzar repartiendo las cantidades grandes de tierra con una excavadora de brazo largo, trabajando de atrás hacia adelante para pisar lo menos posible las superficies preparadas.

Los caminos y plazoletas deberán tener una ligera pendiente (entre el 2 % Y el 3 %) para que pueda correr el agua.

En esta fase se ha de remover el terreno con ayuda de una máquina hasta una profundidad de dos palas. Plantar las leñosas (el árbol de la casa y otros elementos similares) y los setas. Consolidar al mismo tiempo la entrada, los caminos, las terrazas y los lugares de asiento (con grava, adoquines o losas), tender una lámina de plástico en el fondo del estanque y, si se da el caso, trazar un camino en la zona consolidada de la orilla.

4.- Mejora del suelo y plantación

Una vez concluidas todas las intervenciones constructivas importantes, además del cercado (seto, valla, muro) y la plantación para enmarcar el jardín, se puede preparar el suelo para los demás sectores. Es conveniente que antes de la plantación se realice un abonado a fondo, sobre todo en suelos muy compactados.

Antes de plantar la capa superficial del suelo, mullirlo una vez más en profundidad, pero sin mezclar los distintos estratos. Recoger piedras y desperdicios y alisar la superficie con un rastrillo.

Al plantar se han de colocar primero los árboles y los arbustos y, a continuación, las demás plantas. Tiende tablas para repartir el peso corporal y evitar así que el suelo se vuelva a compactar. Las mejores épocas de plantación son la primavera o el otoño. Muchas plantas leñosas y vivaces se venden, no obstante, en contenedores y se pueden plantar a lo largo del año, excepto en suelos helados.

Después de la plantación, mullir el suelo una vez más y acolchar entre las plantas leñosas

Llenar el estanque y colocar las plantas acuáticas. Recebar las superficies de arriates y zonas de césped con compost u otras ayudas, aprovechando para mullirlas a fondo. Aplanar los arriates con el rastrillo y plantarlos o sembrarlos.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies